Mitos y verdades del VOTO EN BLANCO



Votar y elegir a nuestros gobernantes es la mayor expresión de la democracia. En términos prácticos quien vota tiene voz y goza del privilegio de participar en las decisiones públicas que se sometan a su consideración, con el fin, entre otros, de configurar las instituciones estatales, formar la voluntad política, y mantener el sistema democrático.


Cuando un ciudadano consulta el carton electoral siempre encontrará la opción de votar en blanco y se define por ley como“una expresión política de disentimiento, abstención o inconformidad, con efectos políticos” y también como "una valiosa expresión del disenso a través del cual se promueve la protección de la libertad del elector. Como consecuencia de este reconocimiento la Constitución le adscribe una incidencia decisiva en procesos electorales orientados a proveer cargos unipersonales y de corporaciones públicas de elección popular”.-C-490 de 2011 de la Corte Constitucional, que declaró la exequibilidad de la Ley 1475 (Reforma Política)-


De tal manera que si el voto en blanco gana por mayoría absoluta, es decir en porcentaje de 50 mas 1, habrá lugar a nueva inscripción de candidatos para nuevas elecciones a mas tardar dentro de los 10 días calendarios después que se sepan los resultados definitivos y es TOTALMENTE FALSO que los votos en blanco se abonan al candidato que llegue a tener la mejor votación. Y si en la repetición vuelve y gana el blanco, entonces será elegido la segunda mayor votación.


Tratándose de elecciones unipersonales no podrán presentarse los mismos candidatos, mientras que en las de corporaciones públicas no se podrán presentar a las nuevas elecciones las listas que no hayan alcanzado el umbral, es decir, los partidos, movimientos o grupos de personas cuya votación sea inferior al umbral de las elecciones quedarán automáticamente suspendidas para una nueva jornada electoral.


Cuando en Colombia se proporciona este derecho y deber ciudadano no es excusa abstenerse de votar porque "quede quien quede las cosas seguirán igual" debido a que los candidatos que aspiran a las corporaciones públicas exponen sus programas y trazan su mapa de gobernabilidad. A parte, quien no vota no tiene derecho a protestar o quejarse frente al elegido puesto que los gobernantes se construyen en base a la voluntad electoral y nó frente al abstencionismo aunque para muchos votar en blanco es igual a no concurrir a las urnas.


En muchos países no existe la opción de voto en blanco y los ciudadanos que no desean votar por ningún candidato simplemente dejan de marcar la tarjeta. En Colombia los votos en blanco son votos válidos, a diferencia de las tarjetas no marcadas y los votos nulos.



Conócenos y suscríbete gratuitamente en nuestra página AQUI para que continúes recibiendo información actualizada.



Victor Rios Mercado

Abogado Magister en Derechos Humanos

Instituto Europeo Campus Stellae de España

Whatsapp: (316) 2849211




www.lawyers4everyone.org



57 visualizaciones0 comentarios