Y quien rescata al GALEÓN SAN JOSÉ?

Actualizado: 15 nov


En la época repúblicana, (entre el siglo XV y XII) estas embarcaciones de grandes embergaduras surcaban los océanos como cualquier trasatlántico moderno y por sus características eran verdaderos containers y armas militares utilizados para transportar metales preciosos, esclavos y cualquier otro capricho que los desalmados conquistadores consideraban de valor para llevar al viejo mundo y congraciar a sus patrocinadores, es decir a los reyes de la corona española.


En su momento eran el medio de transporte predilecto y predominante de carga, sin embargo por su baja autonomía (velocidad) se convirtieron en la presa fácil de los corsarios Británicos (piratas auspiciados por estados para atacar embarcaciones de naciones enemigas y saquearlas). En el caso del Galeón San José fué sumergido en el año 1.708, y según los historiadores iba repleto de lingotes, monedas de oro y plata que representarían según algunos expertos la suma no despreciable de hasta 10.000 millones US.


Esta embarcacion fué encontrada cerca a Cartagena (Bolívar) por el Gobierno Colombiano a través de investigadores del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), personal de la Armada Nacional de Colombia y de la Dirección General Marítima (DIMAR), con la ayuda de investigadores estadounidenses en el 2.015 sin embargo, a la fecha no existe la primera misión que efectivamente sustraiga de las profundidades del océano este incalculable tesoro que por su alto estado de conservación, valor cultural e histórico aportará mayores detalles históricos de la época. Según la armada nacional, se han detectado otras naves en las proximidades de la costa de cartagena de iguales características, sin embargo aquella es el pez gordo por su registro histórico e interés económico.


Hace un par de años españa reclamó su pertenencia teniendo en cuenta el orígen de la embarcación apoyado en resoluciones de las NACIONES UNIDAS, estados unidos por su parte, por intermedio de la empresa SEA SEARCH ARMADA reclama parte del botín teniendo en cuenta su inversión tecnológica por localizar con coordenadas su precisa ubicación, mientras que Colombia navega a la deriva en un océano de incertidumbres jurídicas bajo la excusa inexistente de carecer de una regulación interna. Este motivo consideramos es netamente presupuestal y de falta de iniciativa política teniendo en cuenta que la ley 1675 de 2013 regula lo relativo al patrimonio cultural sumergido, estableciendo mecanismos y procedimientos para el rescate de los naufragios históricos que se encuentren en mares colombianos, lo cual incluye también entre ellos, al San José.


En el marco internacional, Colombia se encuentra blindada frente a reclamaciones de otras naciones puesto que no forma parte de la convención de la UNESCO, lo que significa que no está obligada a respetar la soberanía del barco como española, sino que por el contrario puede disponer del mismo por encontrarse en su territorio. Es decir, que aprendió de las nefastas e innecesarias adhesiones a tratados internacionales por congraciarse con las grandes potencias que han conllevado a la pérdida de derechos como sucedió con el mapa geográfico de san Andres Islas y su archipiélago cuando el alto tribunal (T. de la Haya) en el año 2.012 en primera instancia y confirmada en segunda instancia el 21 de abril del 2.022 le restó 75.000 metros cuadrados de mar y le fueron sumados al pais centroamericano (Costa Rica) como lo ilustra el siguiente mapa:



Victor Rios Mercado

Abogado Magister en Derechos Humanos

Instituto Europeo Campus Stellae de España

Whatsapp: (316) 2849211-(300) 8189898




www.lawyers4everyone.org






74 visualizaciones0 comentarios